Está comprobado que da igual que coincida en horario con el fútbol (Atlético de Madrid – F.C. Barcelona), los vehículos clásicos tienen un potencial enorme, y la octava edición del Salón Internacional del Vehículo Clásico de Madrid ha sido un éxito congregando una vez más a miles de aficionados. Nadie se la quiso perder.

Cientos de automóviles y motocicletas fueron admirados por más de 40.000 visitantes, que este año, como en anteriores, no quisieron dejar pasar la oportunidad de disfrutar en primera persona de su afición.

Concentraciones, actividades, concursos, sorteos, incluso simulacros del cuerpo de Bomberos de Madrid, y por qué no decirlo, también las foodtracks con exquisitas delicias gastronómicas atrajeron la atención del visitante.

Durante los días 24, 25 y 26 de febrero, el Pabellón de Cristal de la Casa de Campo de Madrid, se convirtió en el epicentro del vehículo clásico.

 De los datos facilitados por la Organización, resulta verdaderamente interesante contrastar la excelente salud y progresión que tiene el sector clásico, asegurando un futuro muy prometedor. Según estos datos, el 70% de los visitantes tenía entre 30 y 49 años; el 62% de los visitantes lo hizo con intención de adquirir un vehículo clásico y un 60% reconoce tener al menos un vehículo clásico. La calidad de las actividades y de los vehículos clásicos allí expuestos recogen sus frutos en las encuestas; el 79% de los asistentes califica como buena la calidad de esta edición de ClassicAuto, siendo solo un 2.5% de los visitantes quienes no quedaron satisfechos con esta edición.

En esta edición, ganó peso el vehículo popular, y ello gustó mucho entre los más nostálgicos del motor. El Seat 600 tuvo protagonismo propio en esta edición en su 60º aniversario. Como no podía ser de otra forma, muchos de los visitantes no pudieron reprimir sus recuerdos al contemplar la exposición que la mítica firma de Martorell había preparado para los allí presentes. Con ejemplares en perfecto estado de conservación de las series N, D, E y L, la exposición fue completada con una conmemoración del Rallye de Montecarlo de 1977, donde dos 124 1800 grupo 4 lograron clasificarse en tercer y cuarto puestos absolutos, lo que significó el primer gran resultado de un equipo español en un rallye internacional.

Que el stand de Seat sea uno de los que más suspiros suscita, no es casualidad. Allí  estaban los vehículos con los que este pasado enero, Seat partició en el Montecarlo Histórico, 40 años después de aquella gesta deportiva: una réplica del 124 1800 del 77 pilotado por la dupla Cañellas-Ferrater, un 127 y un 1430.

También la firma alemana Porsche celebraba también por todo lo alto el 40 aniversario del 928, un fantástico coupé, que conjugaba de forma excelente elegancia, potencia y aerodinámica.  El III Concurso de Restauración al que concurren los concesionarios de la marca Porsche fue a parar al Centro Porsche Madrid Norte, con su obra de restauración de un Porsche 356B de 1926 que se exponía en el stand.

Se estrenaba este año en Classic Auto la marca Abarth y lo hizo con una oferta muy deportiva, el 124 Spider modelo clásico, en confrontación con su versión moderna actual. La exposición de la marca se completó con diversas unidades que avalan su trayectoría histórica en rallyes.

No podían faltar tampoco las joyas de Aston Martin, Jaguar, Hispano Suiza, Rolls Royce, Packard, Mercedes… Precisamente, buena parte de las miradas las atrajo un Hispano Suiza H6C Sport de los años 20 en proceso de restauración con chasis de madera y un Mercedes 600 Pullman de 1973, un vehículo de representación con todos los lujos de la época, seis metros de largo y otras tantas puertas, objeto de deseo de reyes, políticos y ejecutivos, al igual que un precioso Packard 120 Coupe Cabrio de 1936.

El sector de las ruedas estuvo muy bien representado con exposiciones de vehículos de guerra, de los felices años treinta, y como no, diferentes modelos de los 50s, 60s, 70s y 80s, urbanas, de campo, de competición, Bultaco, Vespa, Montesa, Harleys, Norton, Ossa, Yamaha, Lambretta, BMW, Derbi…

  • Vespa_ZalbaCaldú_ClassicAuto_2017
  • Concurso_Elegancia_Zalba-Caldú
  • Mercedes_600_ClassicAuto2017
  • F1_Emilio_ClassicAuto_ZalbaCaldu
  • Peugeot205_ClassicAuto2017

Sorteo de Zalba-Caldú, una preciosa Vespa Px-125 roja.

Nuestra Vespa Px-125 esta vez se quedó en Madrid. El ganador del sorteo Jose Alberto Cordón, una vez que contactamos con él para comunicarle que había resultado ganador, se presentó en nuestro stand para darnos las gracias en persona y hacerse la foto de rigor, todo un detalle por su parte. Además, y aunque no constaba en las bases del sorteo, ya nos ha comunicado su intención de asegurarla con nosotros. Por nuestra parte y como siempre, trataremos de facilitarle el mejor precio con las coberturas más amplias.

Vespa_Zalba-Caldú_Classic Auto2017Por otra parte, uno de los momentos álgidos de ClassicAuto se vivió en el homenaje a Emilio de Villota con motivo del 40 aniversario de su victoria en el circuito de Mallory Park, para deleite de los allí presentes, destacaba el recién restaurado Lyncar-Ford 006 que permitió al piloto madrileño alzarse con el primer puesto en esa carrera.

El tradicional Concurso de Elegancia patrocinado por Zalba-Caldú fue a parar Isotta Fraschini propiedad de Francisco Pueche. Por su parte, un espectacular Chrysler 77 de 1930 propiedad de Elías Moreno resultó ganador del premio Best of Show, y se llevó como premio un seguro para su coche clásico totalmente gratis.

Por su parte, el trabajo realizado sobre una MV Agusta Sella del 64 resultó galardonada con con el primer premio del ya tradicional Concurso de Restauración de Motocicletas anteriores al 70. En la sección sport, el premio fue para una Montesa Impala de 1970 y en ciclomotores, resultó galardonada una Ducati 48 Sport también de 1970.

Otra de las conferencias de éxito fue la que llevó a cabo la familia Zapp, una familia argentina que lleva casi veinte años dando la vuelta al mundo en un Graham-Paige del 28.

El premio Golden Car of the Year’80s, fue para un Peugeot 205 que se impuso, según el jurado, entre aquellos modelos automovilísticos que lograron clasificarse entre los tres primeros puestos del certamen anual entre 1971 y 1990.

La octava edición del Salón Internacional del Vehículo Clásico de Madrid contó un año más con el patrocinio de nuestra correduría de seguros Zalba Caldú.

seguro coche clasico