Pese a que todavía no ha entrado en funcionamiento, el área de autocaravanas de Benicarló, tiene visos de convertirse en una de las áreas de autocaravanas más polémicas desde su salida a concurso público.

La zona de construcción se encuentra ubicada muy próxima a la desembocadura de la rambla de Alcalá, una salida natural al mar de una cuenca de escorrentía de más de 15.000 hectáreas. Según el Plan de Acción Territorial de Riesgos de Inundaciones en la Comunidad Valenciana (PATRICOVA), esta zona se encuentra clasificada como de Riesgo 1, es decir, un lugar de alto riesgo de inundaciones debido al carácter torrencial de las precipitaciones en diferentes épocas del año.

A día de hoy, el Consistorio se ha tenido que enfrentar a críticas de todo tipo: desde vecinos que recelan sobre el retorno de dicha inversión y los beneficios que este tipo de turismo atraerá a la localidad, a otros que directamente, desconfían del comportamiento cívico de algunos de estos turistas itinerantes. No hay que olvidar que, a parte, se ha acusado al Ayuntamiento desde el sector del camping de competencia desleal, críticas de las cuales ha tenido que salir al paso la propia Alcaldesa, afirmando que dicha competencia no existirá debido a que en dicho área exclusivamente se podrá aparcar y no acampar. Leer más: diferencia entre aparcar y  acampar

De esta forma, y desde un primer momento, diferentes organizaciones ecologistas como Ecologistas en Acción, se han mostrado en contra de la ubicación escogida para el área de autocaravanas, quienes han llegado a calificar de “auténtico despropósito y temeridad continuar con la política de desarrollo urbanístico y creación de infraestructuras en la zona de la rambla Alcalá“.

Con un presupuesto cercano a los 54.000€ y financiado al 50% por la Diputación de Castellón y el Ayuntamiento de Benicarló, la construcción de este área, trata de dar respuesta al colectivo autocaravanista, que desde hace tiempo, ha venido reivindicando un espacio en la zona de estas características.

Desde el Ayuntamiento, con cifras y estudios en la mano, están convencidos de las ventajas que supondrá para Benicarló la puesta en marcha de un área de autocaravanas. Según Xaro Miralles, Alcaldesa de Benicarló, el área, con capacidad para unas diez autocaravanas, significará un servicio turístico adicional.

En definitiva nada nuevo entre los detractores de este tipo de turismo. Lo que hace este caso particular, es la intromisión de asociaciones ecologistas, que desde un primer momento, se han mostrado en contra de la construcción del área en la zona elegida debido a la peligrosidad por inundaciones torrenciales.

Vista la ubicación escogida por el Consistorio en el mapa, parece que no es la mejor y que el riesgo es latente. Según Ecologistas en Acción, los proyectos y obras de canalización y drenaje artificial, obligarán al gasto de ingentes cantidades de dinero público, con una grave sangría ambiental, no eliminando el problema de las escorrentías, de su peligrosidad e inundabilidad.

seguro autocaravana