Carnet de conducir tipo B: ¿cambios a mejor o peor?

Ir apuntando la fecha: 01 de julio de 2019.

Durante los últimos días, la DGT ha puesto fecha para la nueva reforma que conlleva cambios significativos en la realización de exámenes para sacarse el carnet de conducir y en el manejo de vehículos con el permiso tipo B, entre otras modificaciones.

No es algo nuevo, ya nos lo venían avisando, pero… ¿qué implican estas reformas? ¿serán cambios a mejor o empeorará la situación en las carreteras? Vamos a analizar las más relevantes.

Mayor abanico de vehículos para conducir

A partir del 1 de julio de este año, todo aquel conductor que disponga del carnet de conducir de clase B podrá conducir una mayor variedad de vehículos. Hasta ahora, podían circular aquellos que no superasen los 3.500 kilos de Masa Máxima Autorizada (MMA), pero con esta reforma el vehículo puede alcanzar los 4.250 kilos.

Dentro de las exigencias para poder conducir este tipo de vehículos se encuentra que el medio de transporte debe ser ecológico y que el conductor tenga una antigüedad del permiso de conducir superior a los dos años.

¿A qué se debe este cambio?

Con el auge de los vehículos de tipología híbrida y eléctrica, ha aumentado otro factor: el MMA de este tipo de transporte. Y es que las baterías y depósitos necesarios en los vehículos híbridos y eléctricos conllevan un peso considerable, que en numerosos casos implicaba la necesidad del conductor de sacarse el carnet de conducir tipo C.

¿Es un cambio a mejor o a peor?

Es una propuesta que busca reforzar y apoyar la inversión en los vehículos híbridos y eléctricos. El peligro podría residir en que a mayor variedad de vehículos que se puedan conducir, mayor es el número de conductores que puede haber en las carreteras.

Esta relación directa también tendría bastante que ver con un posible aumento significativo de los siniestros en carretera. Pero, por otro lado, este peligro puede ser compensado con la exigencia de un mínimo de dos años de permiso de conducir, junto con la reciente reforma en la reducción de velocidades máximas en nuestras carreteras.

De una forma u otra, esperamos que estos próximos cambios signifiquen una mejora general y sirva para frenar la contaminación que genera el uso de vehículos que se mueven mediante combustibles fósiles.

Endurecimiento del examen de conducir

También se llevarán a cabo cambios en los exámenes para sacarse la licencia de conducción. Las tasas para presentarse al examen sufrirán un aumento, serán necesarias 8 horas presenciales de clases teóricas y el número de fallos permitidos baja del 20% al 10% por prueba y alumno.

Además, los alumnos que no superen la primera prueba deberán esperar un mínimo de 15 días para poder presentarse a una segunda oportunidad. En el caso de suspender al realizar la prueba por segunda vez, el plazo de espera aumenta a 30 días. A partir de la tercera, suspender el examen conllevará esperar 20 días para poder seguir presentándose a la prueba.

¿A qué se debe este cambio?

Estas reformas vienen muy ligadas a la búsqueda de mejorar la educación y formación de los nuevos conductores. Se adapta a unas medidas que se están implantando en diferentes países de Europa y por el que la formación será más exhaustiva y completa. Es la búsqueda, a medio y largo plazo, de una reducción de incidentes en carretera y mejorar la educación y reacción de los conductores al volante.

¿Es un cambio a mejor o a peor?

No existe ninguna verificación que indique que las necesarias ocho horas presenciales para poder realizar el examen influyan en una mejor, o no, educación/formación del futuro conductor a la hora de sacarse la licencia de conducción.

Esta exigencia podría provocar un encarecimiento de la preparación en autoescuelas y costes de desplazamiento para su formación, lo cual acaba repercutiendo al cliente y no solo a las autoescuelas. Habrá que estudiar, en los próximos años, si el endurecimiento y encarecimiento del examen para el permiso de conducir tiene unas repercusiones positivas a nivel general.

Otras medidas en los permisos de conducir

La DGT también va a tomar medidas para aquellas personas que quieran sacarse los carnets de conducir C, D, D1, C+E, D+E, y D1+E. Rebajarán la edad mínima a los 18 años de edad (antes comprendía entre los 21 y 24 años dependiendo del permiso de conducir), siempre y cuando los usuarios dispongan de un Certificado de Aptitud Profesional (CAP).

Además, aquellas personas que se quieran sacar el permiso de conducir que esté entre los tipos de C, C1, D, D1 (camiones y autobuses), B+E, C+E, C1+E, D+E o D1+E (combinados), tan solo necesitarán dos horas de formación acerca de los riesgos y peligros que conlleva, a la hora de circular, el manejo de la tipología de los vehículos dentro de cada permiso de conducir.

No sabemos en que se basa esta última medida, pero tan solo queremos recordar que la mayor parte de los siniestros (hablando de forma genérica) está en el tramo que comprende los 18 a los 25 años. ¿Es buena idea reducir en ese tipo de vehículos la edad? Y dos horas de formación en algunos tipos de licencia, ¿es suficiente?