El Mini Cooper es uno de los modelos de coche clásico por excelencia que todo coleccionista quiere tener. Este coche ha sido icono de varias generaciones desde que se creó en el año 1959, convirtiéndose en todo un símbolo de la cultura pop. Un vehículo que destaca por su pequeño tamaño, su diseño y un estilo inconfundible.

Un modelo que ha conquistado el corazón de la mayoría de los amantes de coches clásicos. En este artículo queremos descubrirte algunos secretos y curiosidades de este pequeño gran coche clásico.

El comienzo del Mini

Cómo hemos adelantado, el Mini nace en el año 1959 y fue un diseño de Alec Issigonis. Para que entendáis como triunfo tanto este modelo, esa época fue tras la Segunda Guerra Mundial, había crisis de petróleo y se buscó fabricar un coche que gastara poco para que los consumidores pudieran con los gastos. Gracias al auge con la recuperación económica de Inglaterra, este coche se hizo muy popular, ya que era un vehículo compacto, estable y de fácil conducción.

¿Por qué es tan pequeño?

El Mini Cooper se diseñó de reducidas dimensiones para facilitar su conducción por las calles de Londres. Es un gran diseño, porque, aunque su carrocería era compacta, el interior era amplio, tanto para personas como para equipajes. Y es que, sus dimensiones eran de 3,05 metros de largo, 1,22 metros de ancho y 1,22 metros de alto.

El diseño importa

Algo que caracteriza al Mini Cooper son los detalles de su diseño, y en aprovechar al máximo su reducido espacio. Según cuenta la leyenda… su diseñador, Alec Issigonis, calculó el espacio de los huecos para que fuesen capaces de almacenar una botella de su ginebra favorita. Además, han sacado hasta ediciones limitadas de este coche, como la que hizo la diseñadora Mary Quant en 1988, que diseñó el interior del vehículo. Se vendieron cerca de 2.000 unidades de esa edición limitada de la diseñadora.

Te puede interesar leer nuestro artículo sobre “Consejos para cuidar tu coche clásico en invierno”.

Su nombre viene de un campeón

El nombre del Mini Cooper viene del mundo de los rallies, originalmente se conoció como Austin o Morris, pero gracias a que este modelo se utilizaba en competiciones de rally, heredó el nombre de su conductor más famoso, John Cooper. Y, como no podía ser de otra forma, con este nombre, llegó a ganar tres veces el Rally de Montecarlo, con sus versiones deportivas.

Un motor revolucionario

Una de las mejores partes de este Mini Cooper es su motor, que aprovecha el espacio que tiene disponible para sacarle el máximo partido. El motor se diseñó para no malgastar gasolina, aunque es bastante potente para el tamaño y el peso del coche. Como ya hemos explicado, cuando sale al mercado, Inglaterra vivía una crisis de petróleo y era importante contar con un motor ahorrador.

Un coche icónico

Aparte de ser un modelo que fue todo un icono de la cultura pop, el Mini Cooper ha tenido mucho éxito en el mundo de la televisión. Sus apariciones en películas y series han hecho que se convierta en toda una leyenda. Podemos ver el Mini Cooper en películas como Las “Vacaciones de Mr. Bean” o “El caso Bourne”, pero sin duda la más recordada es la película “The Italian Job”. Además, un Mini Cooper fue el primer coche que tuvo el conocido actor británico Michael Caine.

Y no olvides que, si tienes o vas a comprar Mini Cooper, en Zalba-Caldú somos líderes en la mediación de seguros para coches clásicos. Te ofrecemos el mejor seguro, sin límite de kilometraje, con excelentes coberturas y al mejor precio. Más de 30 años de experiencia nos avalan como líderes del sector.

¿Tienes más dudas? ¡Déjanos tus comentarios!

Síguenos para estar al tanto de todas nuestras ofertas y promociones: