La gran crisis de la que hace años nos dijeron que comenzaban a surgir brotes verdes, sigue azotando a buena parte de la población con altos niveles de paro (20.90%, 2015T4) y un IPC interanual negativo (-0.8%, Febrero 2015 – Febrero 2016). El fantasma de la deflación no se aleja, y sus consecuencias para una economía pueden llegar a ser devastadoras.

Es cierto que la tendencia general del desempleo es negativa, pero a un nivel tan lento que únicamente permite confirmar los presagios que se atañen a una economía cuando entra en este estado.

Seguro de vidaCon una prima de riesgo estabilizada de forma continuada por el BCE, y unos tipos de interés negativos, parece que de momento la inversión en renta fija no es la más adecuada, dada su escasa rentabilidad. Ante esta situación, hay quién rehuye de las nulas rentabilidades que actualmente ofrece un banco a los depósitos.

Sabiendo que el ladrillo fue una de las causas que nos llevó directamente a la crisis, el sector poco a poco va asentándose, con unos precios, que para algunos, ya se han ajustado al valor real de los inmuebles. Más de medio millón de viviendas siguen vacías y difícilmente se les encontrará acomodo en el mercado, por lo que comenzar a invertir en el sector tiene una ecuación de rentabilidad-riesgo de difícil solución a corto plazo.

Dejando a un lado los vaivenes de la renta variable como la Bolsa, la especulación con materias primas y del oro como valor refugio de la crisis, existen, además de fondos de inversión y PPAs, diferentes derivados financieros que actualmente pueden resultar más que interesantes, teniendo siempre en cuenta una premisa muy importante a la hora de invertir en este tipo de activos: “rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras”.

Ante la compleja situación de los mercados financieros actual, existen inversores que cuentan con patrimonio líquido que apuestan por adquirir bienes que posteriormente puedan enajenar con una rentabilidad interesante. Joyas de diseño, monedas antiguas de oro, obras de arte… el abanico es amplio, pero no conviene olvidar lo ocurrido con los sellos, pues al igual que en el sector inmobiliario, si la especulación gira en su espiral más feroz, es posible acumular rentabilidades de doble dígito, pero también entraña un riesgo que hay que tener presente.seguro a daños propios coche clasico zalba caldu

No obstante, cada vez son más los que disfrutan de su pasión, los coches clásicos, sabiendo que dentro de unos años, además de haber podido conducir autenticas joyas sobre cuatro ruedas podrán vender su flamante coche por mucho más del precio de compra.

Al contrario de un vehículo nuevo, con el que nada más salir del concesionario el vehículo ya pierde valor, los coches clásicos se revalorizan con el paso de los días.

Apostar por vehículos de prestigiosas marcas como Ferrari, Porsche, Aston Martin, Bugatti, Maserati o Lamborghini, es actualmente sinónimo de inversión. Está de moda.

Son máquinas de precisión, capaces de cortar el aire y el aliento, pero ante todo, junto con algunos vehículos clásicos, son automóviles de colección. Y como en cualquier colección, lo más preciado es que sean escasos y deseados, y estos vehículos de alta gama, lo son.

Estudios realizados a finales del año pasado por la consultura británica Knight Frank, reflejan que determinados vehículos clásicos se revalorizan un 25% antes de un año, un 111% en un lustro y más de un 450% en una década. El estudio concluye, afirmando que los coches clásicos de los años 50 y 60 de las marcas Ferrari y Porsche son los que mayores rentabilidades pueden obtener según los estudios de esta consultora.

A tenor de los resultados de este análisis, merece la pena estar informado en conocer cuáles son estos vehículos y comprarlos con acierto, bien sea a un particular, a través de una subasta o en salones internacionales como ClassicAuto o AutoRetro y esperar el momento adecuado para su venta.

Aspectos a tener en cuenta si finalmente se adquiere un vehículo clásico:

  • El valor sentimental que le tengamos a un coche clásico en concreto de nada nos servirá para poder venderlo a un mayor precio.
  • Antes de comprar un vehículo de estas características, conviene pensar si disponemos de un lugar adecuado para poder aparcarlo. No parece sensato que un vehículo tan cotizado duerma en la calle o en un garaje comunitario.
  • Seguro de coche clásico barato. Es positivo sacar nuestro vehículo clásico a la circulación para que el motor no se resienta con los años, por lo que será imprescindible asegurarlo. El seguro a terceros de coches clásicos Zalba-Caldú, desde 32,89€ es a todas luces la mejor solución, además, sin límite de kilometraje.
  • Exención de impuestos. Dada la antigüedad del vehículo nos ahorraremos en muchos ayuntamientos los impuestos de matriculación.AutoRetro Barcelona
  • Las averías de un vehículo de estas características pueden resultar un problema. Dada la antigüedad de determinados vehículos clásicos podemos encontrarnos incluso con que no hay piezas para su sustitución o su reposición es muy costosa.
  • Podemos tramitar la conversión del vehículo clásico en vehículo histórico. Aunque es un proceso largo y costoso, las ventajas son considerables. La ITV por ejemplo se pasaría cada 4 años y no cada año como tendría que ser para un vehículo de más de diez años. Además puedes asegurarlo el mes que lo vayas a conducir por solo 16,80€ a través de seguropormeses.com
    Si acreditamos documentalmente que ese vehículo perteneció o fue usado por algún personaje histórico relevante, el proceso de conversión a histórico es mucho más sencillo y también su posterior transmisión a un precio superior.
  • Cualquier inversión entraña un riesgo, y el precio de un activo viene determinado por la demanda que sobre éste exista. Zalba CaldúEn caso de sobredemanda en un determinado bien, el precio ha adquirido cotas tan altas, que puede suponer su reajuste repentino y aparentemente sin motivo de un día a otro. Cabe recordar que a principios de los años noventa, el Jaguar E-Type, el coche más bonito del mundo según Enzo Ferrari, perdió más de un 60% de su precio en apenas unos meses.
  • Si el bien sufre un menoscabo de su valor, su patrimonio pudiera verse afectado seriamente. Desde la Correduría de Seguros Zalba-Caldú, especializada en seguros para coches clásicos le proponemos que garantice su patrimonio asegurando a daños propios su vehículo clásico, para que duerma tranquilo y no se preocupe de incendios, robos o daños que pueda sufrir su vehículo.

 

  • coche clasico zalba caldu

 

Si desea más información sobre este tipo de seguros, puede llamarnos al 976 37 37 38 o 902 40 55 40, estaremos encantados de asesorarle en materia de seguros para su vehículo clásico, porque somos más que seguros.